Covered California resuelve lío de embarazo

Cropped image of pregnant woman visiting doctor

Covered California ha arreglado su sistema de computación para evitar que las embarazadas en un cierto rango de ingresos sean transferidas al Medi-Cal sin su conocimiento o consentimiento.

El arreglo llega cerca de un año después de que comenzara el problema.

Entre octubre del 2015 y mayo de este año, alrededor de 2.000 embarazadas fueron sacadas automáticamente de sus planes de Covered California y puestas en el Medi-Cal, a pesar de que tenían derecho a quedarse en el mercado de seguros de salud estatal. Algunas mujeres perdieron a sus médicos o citas de cuidado prenatal.

La noticia del problema, reportada primero por California Healthline, incitó a 16 miembros de la delegación del Congreso de Estados Unidos en California a pedir a Covered California que solucionara rápidamente el problema.

El arreglo del sistema de computación de Covered California, llamado CalHEERS, finalmente llegó el 26 de septiembre. Como resultado, algunas mujeres que están inscriptas en planes de salud de Covered California, y que reportaron sus embarazos a la agencia a través de internet, podrán ser capaces de elegir entre quedarse en sus planes actuales o pasarse al Medi-Cal. Sus planes del mercado de seguros acarrean primas y gastos de bolsillo. El Medi-Cal es gratuito, pero puede requerir que cambien a nuevos médicos.

“Es un alivio”, dijo Lynn Kersey, directora ejecutiva de Maternal and Child Health Access, un grupo de defensa con sede en el condado de Los Angeles. “Lo importante es que estas mujeres tienen una opción”, dijo. Kersey tenía clientas que estaban entre las 2.000 mujeres transferidas sin consentimiento.

La situación afecta a un grupo muy específico de embarazadas que reportaron sus embarazos a Covered California a través de internet.

Usualmente, a los consumidores se los coloca o bien en Covered California o en el Medi-Cal en base a sus ingresos, sin opción en la materia.

Pero las reglas son diferentes para algunas embarazadas cuyo ingreso familiare cae entre el 138 por ciento y el 213 por ciento del nivel federal de pobreza, o aproximadamente de $27.820 a $42.940 para una familia de tres.

En virtud de un cambio de política que tuvo lugar en octubre pasado, las mujeres que están embarazadas al momento en el que inicialmente aplican para la cobertura de salud, y entran en esa categoría de ingresos, se colocan automáticamente en Medi-Cal.

Pero las mujeres en ese rango de ingresos que ya tienen planes de Covered California cuando se embarazan se supone que ahora tienen la opción de permanecer en sus planes o cambiar al Medi-Cal. La idea es permitirles mantener sus actuales proveedores de Covered California si quieren.

Pero el sistema de computación de Covered California no estaba programado para darles la opción, y algunas embarazadas en esa situación fueron transferidas inmediatamente al Medi-Cal.

En mayo, Covered California comenzó a llamar a las mujeres que habían sido cambiadas al Medi-Cal para darles la opción de volver a sus planes de Covered California. Representantes de servicio al cliente llamaron a cerca de 100 a 250 mujeres cada mes para darles la opción, dijo Amy Palmer, directora de comunicaciones de Covered California.

Ahora, esos llamados no serán necesarios porque las mujeres serán capaces de cambiar en tiempo real. “Estamos complacidos de que el cambio permita al consumidor tener una mejor comprensión de sus opciones cuando se informa de un embarazo”, dijo Palmer.

Si las mujeres experimentan problemas cuando reportan sus embarazos por internet, pueden llamar al centro de servicio al cliente de Covered California, al 800-300-1506, en donde hay ayuda disponible en múltiples idiomas.

Categories: Noticias En Español