Cuidado con los tratamientos con células madre no aprobados

Cells under microscope. High resolution 3d render

Un sitio de internet para cinco clínicas de células madre, cuatro de ellas en California, anuncia un “gran avance” para el mal de Parkinson: “Células madre reemplazan nervios dañados, revierten síntomas”.

Para aquéllos de ustedes cuyas vidas —o las vidas de sus seres queridos— se han hecho añicos por condiciones crónicas o incurables como el Parkinson, ese es exactamente el tipo de avance que han estado esperando.

Pero hoy, voy a ofrecer un consejo sobre éstos y otros tratamientos con células madre con fines de lucro, que probablemente usted no quiera oir: “Aléjese de ellos. Probablemente se estén aprovechando de usted y no estén aprobados”, dice Lawrence Goldstein, director del Sanford Stem Cell Clinical Center en UC San Diego Health.

La ciencia de las células madre es un campo relativamente nuevo. Las células madre concentran un gran potencial para la medicina porque tienen la habilidad de convertirse en distintos tipos de células del cuerpo, y reparar y renovar tejido.

Pero hasta ahora, los únicos tratamientos con células madre aprobados para uso amplio en los Estados Unidos involucran a trasplantes de células madre de médula espinal o sangre para pacientes con ciertos tipos de cáncer y otros desórdenes, dijo Sidney Golub, directora del Sue and Bill Gross Stem Cell Research Center en la University of California, en Irvine.

Mientras tanto, docenas de tratamientos con células madre experimentales están siendo probados alrededor del país en ensayos clínicos con seres humanos.

“Hay algunos desarrollos realmente excitantes que se muestran muy prometedores, pero no han sido probados en la actualidad”, dice Golub.

Si la mayoría de las terapias con células madre no han sido probadas, ¿cómo es que más de 100 clínicas a través de California —y casi 600 en todo el país— ofrecen tratamientos con células madre costosos, tanto para fines cosméticos como médicos, que van desde lesiones de médula espinal a aumento de senos?

Muchas de estas clínicas dicen que usan células madre tomadas de la propia grasa del paciente y que, por razones relacionadas, argumentan que sus tratamientos están exemptos del riguroso proceso de aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Sus sitios de internet muestran testimonios desgarradores de pacientes que han sido sometidos a tratamiento y creen que han sido beneficiados. Los tratamientos pueden costar $15.000, $25.000 o más, y generalmente no están cubiertos por el seguro de salud.

Pero “si alguien le está diciendo algo que es demasiado bueno para ser cierto, es demasiado bueno para ser verdad”, dice Golub.

Además de gastar miles de dólares en una terapia que puede no ayudar, usted podría experimentar efectos secundarios médicos indeseados, alertan.

“El riesgo es mucho más grande que el potencial beneficio”, dice Mary Bass, directora de políticas públicas en Americans for Cures, un grupo de defensa del paciente que apoya la investigación con células madre para enfermedades crónicas y lesiones.

La FDA también dice en una declaración para los consumidores que es una “preocupación” que los pacientes puedan ser “vulnerables a proveedores de tratamientos con células madre inescrupulosos que son ilegales y potencialmente dañinos”.

Kevin McCormack, director de alcance de defensa del paciente para el California Institute for Regenerative Medicine (CIRM, por sus siglas en inglés), la agencia estatal de células madre, reconoce que los pacientes no quieren oir este tipo de consejos.

“A menudo han explorado todas las otras opciones y no les queda nada”, dice McCormack.

Pero hay algo que tal vez usted pueda hacer, dice: busque un ensayo clínico científicamente sólido que esté probando una terapia de células madre para su condición.

Un lugar confiable para mirar, dice McCormack, es la Alpha Stem Cell Clinics Network, tres clínicas en el sur de California fundadas por el CIRM que se especializan en ensayos clínicos con células madre. Tienen más de 20 ensayos en marcha para condiciones que van desde VIH hasta cáncer de ovario, dice.

“Si hay algo en alguna de estas clínicas, usted sabe que es legímito y tan seguro como puede ser”, dice McCormack. Para encontrar otros ensayos clínicos con células madre, comience con la base de datos gerenciada por el gobierno clinicaltrials.gov.

Pero tenga cuidado. Algunas clínicas de células madre con fines de lucro postean en ese sitio, y los pacientes que quieren participar en sus “estudios” deben pagar por el costo del tratamiento.

Goldstein insta a los pacientes a buscar ensayos clínicos que sean conducidos por centros médicos académicos o por instituciones médicas sin fines de lucro, y preguntar a los auspiciantes del estudio si han recibido la aprobación de la FDA para sus ensayos.

“Los pacientes reconocerán los ensayos clínicos legítimos porque, en general, no cobran por el costo del tratamiento”, dice.

Preguntas para Emily: AskEmily@kff.org

Haga click aquí para encontrar columnas previas.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, que publica California Healthline, un servicio de la California HealthCare Foundation.

Categories: Noticias En Español