Mujeres con seguro médico tienen más chances de lograr embarazos in vitro

Las mujeres cuyos seguros de salud cubren la fertilización in vitro (FIV) son más propensas a repetir el procedimiento si el primer intento fracasa, aumentando así sus chances de tener un bebé. Lo opuesto pasa con aquéllas que tienen que pagar de su bolsillo por el costoso procedimiento de fertilización asistida, según un nuevo estudio.

El trabajo, publicado en la revista científica JAMA, analizó la probabilidad de que 1.572 mujeres, que fueron pacientes de FIV en un centro de fertilización en la Universidad de Washington en St. Louis de 2001 a 2010, tuvieran un bebé después de hasta cuatro tratamientos. El 56% de las mujeres tenía cobertura para el tratamiento, el 44 %, no.

Debido a los altos costos asociados con la FIV, tener seguro médico es un factor clave para muchas parejas que batallan con problemas de fertilidad. Un total de 15 estados requieren que las aseguradoras cubran estos tratamientos, pero sólo un puñado obliga a que ofrezcan una cobertura completa para la FIV, según Resolve, un grupo de defensa para personas con problemas de fertilidad. Aunque las grandes compañías no están sujetas a las leyes del estado, algunas proporcionan este beneficio.

Los investigadores encontraron que tener seguro médico no afecta la probabilidad de que una paciente logre el embarazo después de un primer tratamiento de fertilización in vitro. Sin embargo, si el primer intento no tuvo éxito, fue más fácil probar por segunda vez para las mujeres con cobertura, aumentando las chances de embarazo. El 70% de las mujeres con seguro volvieron para una segunda ronda de tratamiento frente al 52% sin seguro.

“Veo esto en mi práctica todo el tiempo, las mujeres bajan los brazos porque se convierte en una carga financiera demasiado pesada”, dijo la doctora Emily Jungheim, profesora asociada de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y autora principal del estudio.

La fertilización in vitro se realiza con el esperma y el óvulo, que se unen fuera del cuerpo en un tubo de ensayo. El óvulo fertilizado se implanta en el útero de una mujer. El procedimiento generalmente se realiza sólo después de que fallaron los intentos de concebir en forma natural.

La clínica de la Universidad de Washington, donde se realizó el estudio, está en la frontera con Missouri, un estado que no requiere la cobertura de la FIV, e Illinois, que exige que los planes de salud grupales cubran hasta cuatro extracciones de óvulos para FIV.

Una típica ronda de FIV generalmente cuesta entre $12.000 y $15.000 y los medicamentos que estimulan la producción de óvulos pueden costar entre $2.000 y $4.000, dijo Barbara Collura, presidenta y directora ejecutiva de Resolve.

Las limitaciones financieras “son la barrera número 1 en todas nuestras encuestas”, dijo.

Categories: Insurance, Insuring Your Health, Noticias En Español, Public Health

Tags: ,