¿Crisis familiar o nueva alegría? Obtenga licencia paga en ambos casos

Danny Contreras duerme una siesta con su segundo hijo, Danny Jr., en 2016. El papá de Watsonville, California, se tomó una licencia familiar paga después que nació cada uno de sus hijos. "Es tiempo sagrado", dijo. (Cortesía de Danny Contreras)

En mayo pasado, escribí una columna que ofrecía consejos para los cuidadores, sin saber que pronto yo misma me convertiría en cuidadora.

Unos meses más tarde, mi papá fue trasladado de urgencia al hospital para una cirugía de emergencia. Luego vino el diagnóstico de cáncer. Ahora, padece citas interminables, escaneos y extracciones de sangre, sin mencionar la quimioterapia cada dos semanas, tres días a la vez, administrada en el hogar a través de una bomba portátil.

De la noche a la mañana, la vida cambió para él, para mi mamá, quien se convirtió en su cuidadora de tiempo completo, y para mí. Vuelo al sur de California cada dos semanas para ayudar.

Usualmente puedo trabajar cuando estoy en casa de mis padres. Pero a veces necesito tomarme un tiempo. Cuando lo hago, el Paid Family Leave Program de California me reembolsa una parte de mi salario.

Muchos de ustedes tal vez no saben que pueden tomarse hasta seis semanas de vacaciones pagas en un período de 12 meses para vincularse con un nuevo niño o cuidar a un ser querido enfermo. No todo debe tomarse de una vez. Puede dividirlo en dos o tres partes, o incluso días individuales u horas, como lo hago yo.

Aún muchos californianos que conocen el programa no lo utilizan debido al papeleo excesivo, o la pérdida de una gran parte de sus salarios, dicen expertos.

A partir de este año, el programa aborda algunos de los obstáculos: ahora usted puede recibir hasta el 70% de su salario, según sus ingresos, en comparación con el 55% de antes. Y se sacó el período de espera de siete días que se requería previamente, lo que significa que sus beneficios pueden comenzar el primer día que los necesite.

El Paid Family Leave Program de California, el primero en el país, entró en vigencia en 2004. Está financiado por empleados a través de deducciones de las colillas de pago.

Usted puede calificar si trabaja para un empleador de cualquier tamaño, en el sector público o privado, siempre y cuando haya contribuido recientemente al programa.

Desde que comenzó el programa, alrededor de 2,65 millones de californianos han solicitado licencias pagas. Cerca del 90% de los pedidos fueron de madres y padres usando el beneficio para relacionarse con un nuevo hijo biológico, adoptado, o en cuidado temporal, según el Employment Development Department (EDD) del estado.

Menos de un octavo de los reclamos han sido para cuidar de niños, padres, suegros, abuelos, nietos, esposos y parejas gravemente enfermas.

Las nuevas reglas, que aplican a reclamos efectuados a partir del 1 de enero,   aumentan el reemplazo salarial a cerca del 60% a 70% de su salario, y los empleados con bajos ingresos califican para la tasa más alta. Puede colocar su salario en la calculadora online de beneficios del departamento en edd.gov para ver cuánto obtendría.

Danny Contreras y su esposa Claudia esperan en la oficina del doctor por las vacunas de su bebé. Contreras le dice a otros padres que se tomen estas licencias. “Para estar ahí para tu esposa y tu bebé. (Cortesía de Danny Contreras)

El beneficio máximo es de $1,216 por semana.

Danny Contreras, de 36 años, escuchó por primera vez sobre la licencia familiar paga cuando nació Joseph, “JoJo”, su hijo mayor, en 2013. Contreras se tomó seis semanas, dividas en dos períodos, para vincularse con su bebé recién nacido.

Cuando nació su segundo hijo, Danny Jr., en 2016, se tomó tres semanas.

“Le digo a todos, especialmente a los papás: ‘Aprovecha esto. Quédate con tus hijos. Quédate con tu esposa’”, dijo el residente de Watsonville. “Ese es un tiempo sagrado”.

La mayoría de las solicitudes de licencia paga son para vincularse con un niño porque es un evento que típicamente puede planearse, dijo Donna Benton, directora del Family Caregiver Support Center de la Universidad del Sur de California. Por otro lado, cuidar por una enfermedad puede ser menos predecible, agregó, y no es siempre claro cuánto tiempo se tendrá que ejercer ese rol.

En 2015, la Family Caregiver Alliance les preguntó a 141 personas que cuidaban de un familiar enfermo sobre el programa de licencia paga de California. Sólo el 12% que era elegible lo usó, dijo Leah Eskenazi, directora de operaciones de la alianza.

Los cuidadores informaron dos obstáculos principales: el reemplazo de salario insuficiente y un complicado proceso de aplicación, dijo.

Puedo atestiguar que el papeleo es difícil y también lo es conseguir ayuda. El Employment Development Department está trabajando para simplificar el sistema de aplicación online, disponible en edd.ca.gov/SDI_Online, dijo Loree Levy, una de las voceras del departamento.

Si necesita ayuda con su aplicación o beneficios, pueden intentar llamando al número de teléfono general (877-238-4373), pero a menudo lo deja esperando con una grabación. Puede que tenga más suerte con el formulario online para reportar problemas: https://askedd.edd.ca.gov.

Además, Legal Aid at Work, una organización nacional con sede San Francisco, maneja una línea de ayuda, Work and Family Helpline (800-880-8047) que recibe alrededor de 1,500 llamadas al año de trabajadores que buscan ayuda con el Paid Family Leave y otros programas.

También puede encontrar una herramienta interactiva, asi como hojas de datos y videos sobre la licencia paga, en legalaidatwork.org. Haga click en la caja que dice “working families” en la página inicial para ver esos recursos.

Si todavía está trabado, intente con la California Work & Family Coalition en el 510-473-2216.

Esta historia fue producida por  Kaiser Health News, que publica California Healthline, un servicio de la California HealthCare Foundation.

Related Topics

Cost and Quality Noticias En Español