Defendiéndose de la mortal temporada de gripe: 5 cosas que hay que saber ahora

El país está teniendo una horrible, terrible, mala, muy mala temporada de gripe.

El virus está muy extendido en 46 estados, según informes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Desde mediados de diciembre, al menos 106 personas han muerto a causa de esta enfermedad infecciosa, a nivel nacional.

Además, todos los estados informan más hospitalizaciones y visitas a salas de emergencia a causa de la gripe que en una temporada promedio. Las tasas de hospitalizaciones son mayores entre las personas de más de 50 años y los niños menores de 5.

En California, uno de los estados más afectados, el virus golpeó sorprendentemente temprano esta temporada. La temperatura más cálida en general significa que las personas pasan menos tiempo en sus casas durante los meses de invierno. Como resultado, la temporada de gripe normalmente ataca más tarde que en otras regiones.

Los expertos no están seguros por qué esta temporada es diferente.

“Estamos viendo lo peor en este momento”, dijo el doctor Randy Bergen, pediatra que dirige el esfuerzo contra la gripe de Kaiser Permanente-Northern California. “Estamos realmente en territorio histórico, y simplemente no sé cuándo va a parar”. (Kaiser Health News no tiene relación con Kaiser Permanente).

Aquí hay cinco cosas que debes saber sobre esta temporada de gripe:

1. Se perfila como uno de las peores en los últimos años.

El subtipo de influenza AH3N2 que parece ser más prevalente este año es particularmente desagradable, con síntomas más severos que incluyen fiebre y dolores en el cuerpo. Australia, un país que los funcionarios de salud pública de los Estados Unidos siguen de cerca en su pronóstico de la gripe -en parte porque su invierno es nuestro verano- informó un número récord de casos confirmados de gripe en 2017. También está circulando otro subtipo del virus de la influenza B, “y eso tampoco es divertido”, agregó Bergen.

La temporada de gripe en los Estados Unidos generalmente comienza en octubre y termina en mayo, alcanzando un máximo entre diciembre y febrero.

2. Es probable que la vacuna de esta temporada sea menos efectiva que en años anteriores.

Los expertos en gripe dicen que no sabrán completamente cuán efectiva es esta vacuna hasta que la temporada se acabe. Pero la experiencia de Australia sugiere que la efectividad es solo del 10%. En los Estados Unidos, tiene una eficacia del 40% a 60% en una temporada promedio. Las vacunas protegen menos si las cepas son diferentes a las que se predijeron, y ocurren mutaciones inesperadas.

3. De todos modos, las personas se deben vacunar contra la gripe.

Incluso si no coincide con el virus que circula actualmente, si se contrae la gripe, la vacuna ayuda a aliviar la gravedad y la duración de los síntomas.

A los niños se los considerada altamente vulnerables a la enfermedad. Estudios muestran que, para los pequeños, la vacuna puede reducir significativamente el riesgo de muerte.

Se recomiendan las vacunas de dosis altas para las personas mayores, que también son excepcionalmente vulnerables a la enfermedad, la hospitalización y la muerte relacionada con la gripe, según los CDC.

“Cierta protección es mejor que ninguna protección”, dijo Bergen, “pero sí es decepcionante tener una vacuna que no sea tan efectiva como nos gustaría”.

Es posible que tu médico o clínica local todavía tenga vacunas disponibles, así como algunas cadenas de farmacias. Consulta el sitio web de Vaccine Finder para encontrar un lugar cercano.

4. Las precauciones básicas pueden evitar que tú y tu familia pasen días enteros en cama.

En la medida de lo posible, hay que evitar a las personas que están enfermas. Hay que lavarse las manos con frecuencia y no tocarse la boca, la nariz y los ojos.

Las máscaras no son particularmente efectivas para prevenir el contagio, aunque pueden ayudar a evitar que las personas enfermas que las usan propaguen sus gérmenes aún más.

Si estás enfermo, cúbrete al toser y, si es posible, no trabajes, aconsejó Bergen. Mantenerse hidratado, comer alimentos nutritivos y hacer ejercicio también puede ayudar a fortalecer tu sistema inmune.

Debido a que las personas mayores son tan vulnerables a la gripe, algunos hogares y centros de vida asistida pueden limitar las visitas y las actividades de los residentes, según el nivel de enfermedad.

5. No confundas los síntomas de la gripe con los de un resfriado común.

Las características de la gripe son fiebre y dolores corporales que acompañan a la tos y la congestión, dijo Bergen.

Si sientes que tienes problemas para respirar o si no puedes controlar la fiebre con medicamentos como Tylenol, consulta con tu médico. Es aún más importante que los pacientes vean a un médico si tienen una afección médica crónica como diabetes o enfermedad cardíaca, o si son niños o adultos mayores.

Actualmente, muchos médicos recetan medicamentos antivirales como Tamiflu -en forma de píldora o, para los niños, en forma oral- incluso sin una prueba de laboratorio para la influenza, explicó Bergen. Sin embargo, según un informe publicado en Los Angeles Times, los suministros de Tamiflu se están agotando.

Y Bergen advirtió que estos medicamentos son solo parcialmente efectivos, reduciendo el tiempo de la enfermedad en solo uno o dos días.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, que publica California Healthline, un servicio de la California Health Care Foundation.

Related Topics

Noticias En Español Public Health