Durante los incendios, solo ciertas máscaras protegen de las partículas tóxicas

Algunos expertos recomiendan el uso de las máscaras N95 para protegerse del humo de los incendios. Las más comunes no ofrecen la protección necesaria contra las partículas tóxicas, advierten. (Ana B. Ibarra/California Healthline)

SACRAMENTO, California. – Toby Lewsadder salió de una tienda de Ace Hardware con una simple máscara. Sabía que no era la protección adecuada contra el humo de los incendios forestales que permanecía en el aire, pero fue todo lo que pudo encontrar.

Las ferreterías locales a las que fue ese día no tenían la máscara más sustancial, que los funcionarios de salud pública recomiendan para protegerse contra el humo nocivo del incendio forestal que está cubriendo a las comunidades en todo el estado. Una de las farmacias a las que contactó vendía mascarillas quirúrgicas holgadas por solo $.25.

“Están agotadas”, dijo Lewsadder, de 41 años, quien había llegado a la capital del estado desde Los Ángeles para una conferencia sobre tecnología. Entonces, por ahora, usa la máscara anti polvo de Ace: “Es mejor que nada”, comentó.

Desafortunadamente, Lewsadder está equivocado.

El tipo de mascarilla que usas es muy importante si no quieres inhalar contaminantes dañinos, dicen expertos.

Y a medida que incendios mortales avanzan en el norte y el sur de California, destruyendo comunidades y vidas, millones de personas que viven fuera de las zonas quemadas están expuestas al humo peligroso que se está acumulando en sus comunidades y se asienta como mortajas oscuras.

El humo de los incendios forestales es peligroso porque contiene partículas finas que pueden alojarse profundamente en los pulmones, lo que puede causar o empeorar los problemas respiratorios, como el asma. Algunos grupos son especialmente vulnerables, como los niños y las personas mayores.

El registro de partículas tóxicas que permanecen suspendidas en el aire en gran parte del norte de California ha sido más de 18 veces los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Estos niveles pueden desencadenar síntomas agudos como dificultad para respirar y dolores de cabeza, incluso en personas sanas.

Los expertos en salud están de acuerdo en que la mejor defensa es permanecer adentro.

Pero muchos también sugieren que, si tienes que salir por un período prolongado, es mejor usar la máscara correcta, especialmente si tienes una condición de salud como asma, problemas cardíacos o enfisema.

Los profesionales de salud y los bomberos están equipados con la máscara adecuada, pero los residentes, en general, no.

Entonces, ¿qué tipo de máscara es la mejor?

No lo es la máscara anti polvo que usaba Lewsadder. O las mascarillas quirúrgicas que se sostienen alrededor de tus orejas. Olvídate de usar un pañuelo o un pañuelo sobre la boca, no protegerá tus pulmones.

La Oficina de Servicios de Emergencia del gobernador de California y el Departamento de Salud Pública estatal recomiendan los respiradores “N95” o las máscaras “P100”, ambas aprobadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional para los trabajadores de atención médica y los bomberos.

Estas máscaras simples pero sofisticadas a la vez están diseñadas para bloquear al menos el 95% de las partículas peligrosas y pequeñas, conocidas como PM2.5, que se desprenden del humo de los incendios forestales. Con 2,5 micrones o menos de diámetro, las partículas de PM2.5 ni siquiera pueden verse a simple vista, explicó el doctor John Balmes, profesor de ciencias de la salud ambiental en la Universidad de California-Berkeley. (A modo de comparación, un cabello humano puede medir hasta 16 micrones de diámetro).

Una vez que encuentres la máscara adecuada, también es importante usarla correctamente:

La máscara debe tener dos correas. Una correa debe colocarse debajo de las orejas y otra arriba. Y la máscara debe sellarse herméticamente sobre tu cara.

“La eficiencia de la máscara se basa en lo bien que se adapta a los contornos del rostro”, dijo Keith Bein, investigador profesional asociado del Centro de Investigación de Calidad del Aire en la Universidad de California-Davis. “Si hay una brecha, el aire entrará”.

Pero si tienes dificultad para respirar o te mareas, quítate la máscara.

Cuando una máscara desechable se ensucia por dentro o si tienes problemas para respirar, tírala.

Para preocupación de algunos padres, las máscaras N95 no son lo suficientemente pequeñas para la mayoría de los niños. Balmes, quien es médico, dijo que les dice a sus colegas que pueden ponerles máscaras para adultos a sus hijos, pero no puede prometer que funcionarán.

En Sacramento, desde que el Camp Fire arrasó el pueblo de Paradise, en las laderas de Sierra Nevada, unas 90 millas al norte, los cielos típicamente azules parecen nublados. En realidad, es una neblina que se ha asentado sobre los árboles y edificios, dejando un sabor agrio en la boca de la gente e irritando sus ojos.

Los niveles de calidad del aire en la región han estado en los rangos “poco saludables”, “muy poco saludables” o “peligrosos” durante gran parte de los últimos días.

Los residentes del área han recibido mensajes contradictorios sobre si usar máscaras. La División de Salud Pública del condado de Sacramento emitió un comunicado diciendo que solo las personas que viven cerca del fuego deben usar máscaras, porque restringen el flujo de aire y pueden dificultar la respiración. Mientras tanto, la ciudad está distribuyendo máscaras gratuitas al público en las estaciones de bomberos.

“Hay confusión, y creo que uno de los problemas es que no hay suficiente medicina basada en la evidencia sobre si las personas sanas deberían ponerse estas máscaras y cuándo son efectivas”, dijo Mary Prunicki, investigadora médica e instructora en el Sean N. Parker Center for Allergy & Asthma Research de la Universidad de Stanford. “Eso es algo que en realidad estamos tratando de investigar”.

A pesar de los mensajes confusos y la mala calidad del aire, muchas personas en la capital del estado parecen estar siguiendo sus rutinas diarias como de costumbre. Leland Gilmore, de 77 años, quien paseaba a su perro, Ruff, en McKinley Park, cerca del centro de la ciudad, no cree que el humo “sea lo suficientemente malo” como para quedarse dentro. La gente tampoco estaba jugando baloncesto, tenis, o corría por el parque.

“Estoy preocupado, sí, pero no estoy tomando ninguna medida especial”, dijo Gail Peoples, de 61 años, en su paseo matutino con sus dos perros. “Esta hora del día parece estar bien”.

Sin embargo, Peoples dijo que está preocupada por los familiares mayores, como su suegra que tiene problemas pulmonares y no ha salido de la casa en una semana.

Peoples sabe que hay una máscara especial, pero no sabe bien qué debería buscar.

Cuando Sisco Martínez, quien no sufre de asma o problemas respiratorios, sintió algo de dolor en el pecho, visitó una estación de bomberos de Sacramento en busca de una máscara.

“Trabajo adentro, pero, aun así, no me sentía muy bien, así que pensé que sería mejor busca una”, dijo Martínez, de 19 años.

Los expertos reconocen que las máscaras no bloquean todas las toxinas en el aire; por ejemplo, los gases químicos liberados a la atmósfera cuando el fuego envuelve los vecindarios, y los materiales de construcción, automóviles, pintura y otros bienes de consumo que las personas usan todos los días.

“Las máscaras solo están eliminando partículas”, dijo Bein. “No eliminan los gases tóxicos”.

Aun así, concluyó Bein, las máscaras adecuadas “funcionan mejor que nada”.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, que publica California Healthline, un servicio de la California Health Care Foundation.

Related Topics

California Noticias En Español Public Health