En 2020, California planea a lo grande en atención médica

(iStock/Getty Images)

California es conocida por progresar en todo, incluso en sus políticas de atención médica, y, a solo unas pocas semanas del comienzo de 2020, líderes estatales demuestran que esta afirmación es cierta.

Los proyectos de ley de atención médica y las iniciativas presupuestarias de los políticos están llenas de ideas y dólares, y se oponen a industrias poderosas. Ponen a California, una vez más, a la vanguardia.

Estas propuestas reducirían los costos de los medicamentos recetados, aumentarían el acceso a la cobertura de salud y restringirían e impondrían impuestos al vapeo. Pero la mayoría de los legisladores están de acuerdo en que la falta de vivienda dominará la agenda, incluidas las propuestas para que las personas accedan a un techo mientras reciben tratamiento por problemas de salud física y mental.

“Este presupuesto se duplica en la guerra contra la falta de acceso, desde asumir los costos de atención médica y hacer que el estado produzca nuestros propios medicamentos genéricos hasta expandir el uso de propiedades estatales para construir viviendas rápidamente”, dijo el gobernador Gavin Newsom en una carta a la Legislatura, que acompañó la propuesta de presupuesto de $222.2 mil millones que presentó el viernes 10 de enero. Alrededor de un tercio de ese dinero se asignaría a programas de salud y servicios sociales.

Pero incluso con una súper mayoría demócrata, estas propuestas no son un éxito garantizado. “Hay otros factores en juego, como los grupos de interés con una fuerte presencia en el Capitolio”, incluidos la industria farmacéutica y los hospitales, dijo Shannon McConville, investigadora principal del Instituto de Public Policy Institute of California.

Precios de los medicamentos

El plan de Newsom para crear una marca estatal de medicamentos genéricos es quizás su propuesta de atención médica más audaz en el presupuesto de este año, ya que convertiría a California en el primer estado en ingresar al negocio de fabricación de medicamentos. También puede ser el menos concreto.

Newsom quiere que el estado firme contratos con uno o más fabricantes de genéricos para producir medicamentos que estarían disponibles para los californianos a precios más bajos. La oficina de Newsom proporcionó pocos detalles sobre cómo funcionaría esto o qué medicamentos se producirían. El costo del plan y los ahorros potenciales tampoco se especificaron. (La senadora Elizabeth Warren de Massachusetts, que busca la nominación presidencial demócrata, propuso un plan similar a nivel federal).

Debido a que el mercado de genéricos ya es competitivo y los medicamentos genéricos representan una pequeña porción del gasto total en medicamentos, una oferta estatal de drogas genéricas probablemente resultaría en ahorros modestos, dijo Geoffrey Joyce, director de política de salud del Leonard D. Schaeffer Center for Policy & Economics de la USC.

Sin embargo, agregó que podría hacer una diferencia para medicamentos específicos como la insulina, que casi duplicó su precio de 2012 a 2016.

Los representantes farmacéuticos dijeron que están más preocupados por una propuesta de Newsom para establecer un mercado único para la fijación de precios de medicamentos en el estado. Según este sistema, los fabricantes de medicamentos tendrían que ofertar para vender sus medicamentos en California, y tendrían que ofrecer precios iguales o inferiores a los ofrecidos a cualquier otro estado o país.

Los californianos podrían perder el acceso a tratamientos en curso y medicamentos innovadores, advirtió Priscilla VanderVeer, vicepresidenta de Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, el brazo de cabildeo de la industria.

Esta propuesta podría “dejar que el gobierno decida qué medicamentos van a obtener los pacientes”, dijo. “Cuando el gobernador establece un precio artificialmente bajo para los medicamentos, eso significa que habrá menos dinero para invertir en innovación”.

Las propuestas de precios de medicamentos de Newsom se basan en su orden ejecutiva del año pasado que ordena al estado negociar los precios de los medicamentos para los aproximadamente 13 millones de afiliados de Medi-Cal, el programa de Medicaid del estado para residentes de bajos ingresos.

Falta de vivienda

California tiene la mayor población de personas sin hogar a nivel nacional, estimada en más de 151,000 personas en 2019, según el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos. Alrededor del 72% de las personas sin hogar del estado duermen a la intemperie o en autos en lugar de en refugios o viviendas temporales.

Newsom ha pedido $1.4 mil millones en el presupuesto estatal 2020-21 para personas sin hogar, la mayoría de los cuales se destinarían a vivienda y atención médica. Por ejemplo, $695 millones impulsarían la atención médica y los servicios sociales para personas sin hogar a través de Medi-Cal. El dinero financiaría programas como la atención de recuperación para personas sin hogar que necesitan un lugar para quedarse después de haber sido dados de alta del hospital, y asistencia para pagar el alquiler si la falta de vivienda de una persona está vinculada a los altos costos médicos.

Una inyección por separado de $24.6 millones iría al Departamento de Hospitales del Estado para un programa piloto para mantener a algunas personas con necesidades de salud mental fuera de los hospitales estatales y en programas comunitarios y viviendas.

Cuentas médicas sorpresa

California tiene algunas de las protecciones más fuertes contra facturas médicas sorpresa en la nación, pero millones de residentes siguen siendo vulnerables ante cargos exorbitantes porque las leyes no cubren todos los planes de las aseguradoras.

La facturación sorpresa se da cuando un paciente recibe atención de un hospital o profesional de salud fuera de la red de proveedores de su plan médico, y luego el médico u hospital le factura al paciente la cantidad que el seguro no cubrió.

El año pasado, el miembro de la Asamblea estatal David Chiu (demócrata de San Francisco) presentó una legislación que habría limitado la cantidad que los hospitales podrían cobrar a los pacientes con seguro privado por servicios de emergencia fuera de la red. El proyecto habría requerido que los hospitales trabajaran directamente con los planes de salud en la facturación, dejando a los pacientes solo a cargo de sus copagos, coseguros y deducibles dentro de la red.

Pero Chiu retiró la medida debido a la fuerte oposición de los hospitales, que la criticaron como una forma de fijación de tarifas. Dijo que retomará la batalla este año.

Medi-Cal para inmigrantes sin papeles

California es el primer estado en ofrecer beneficios completos de Medicaid a los residentes elegibles según los ingresos hasta los 26 años, independientemente de su estatus migratorio.

Ahora los demócratas proponen otra acción pionera: California podría convertirse en la primera en ofrecer Medicaid a adultos de 65 años o más que son indocumentados.

Si bien Medicaid es un programa conjunto estatal-federal, California debe financiar la cobertura total de inmigrantes sin papeles por sí solo.

Newsom apartó $80.5 millones en su propuesta de presupuesto para 2020-21 para cubrir a unos 27,000 adultos mayores en el primer año. Su oficina estimó que los costos actuales serían de aproximadamente $350 millones al año.

Los republicanos se oponen vocalmente a tales propuestas.

Vapeo

Docenas de ciudades y condados de California han restringido la venta de productos de tabaco saborizados en un esfuerzo por frenar el vapeo juvenil.

Pero el año pasado, legisladores estatales sacaron de la mesa la prohibición en todo el estado después de enfrentar la presión de la industria del tabaco.

Ahora, el senador estatal Jerry Hill (demócrata de San Mateo) está de regreso con su propuesta de prohibición a nivel estatal, que puede tener más impulso este año. Desde el verano pasado, una misteriosa enfermedad de vapeo ha enfermado a más de 2.600 personas en todo el país, lo que lleva a 60 muertes, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). En California, al menos 199 personas se enfermaron y cuatro murieron.

El proyecto de ley de Hill prohibiría las ventas minoristas de productos aromatizados relacionados con cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapeo, incluido el sabor a mentol. También prohibiría la venta de todos los productos de tabaco con y sin sabor, como cigarros, puritos, pipas, tabaco de mascar, tabaco y tabaco para mascar.

Newsom también ha pedido un nuevo impuesto sobre los productos de cigarrillos electrónicos: $2 por cada 40 miligramos de nicotina, además de los impuestos al tabaco ya existentes sobre los cigarrillos electrónicos. El impuesto tendría que ser aprobado por la Legislatura y podría enfrentar una fuerte oposición de la industria.

Esta historia de KHN fue publicada primero en California Healthline, un servicio de la California Health Care Foundation.

Related Topics

California Cost and Quality Health Care Costs Health Industry Medi-Cal Medicaid Noticias En Español Pharmaceuticals Public Health