Newsom se posiciona sobre salud para inmigrantes y un sistema de pagador único

El gobernador Gavin Newsom da su discurso inaugural mientras su hijo Dutch, de 2 años, camina alrededor del escenario, en Sacramento, California. (Stephen Lam/Getty Images)

SACRAMENTO, California. – A pocas horas de asumir el cargo, el lunes 7 de enero, el gobernador Gavin Newsom lanzó un reto desafiante a la administración Trump, presentando dramáticos planes para expandir la cobertura de salud a más californianos, presionando por un sistema de un solo pagador y por un seguro para adultos jóvenes indocumentados.

También pidió nuevos subsidios financiados por el estado para ayudar a las personas a pagar su seguro de salud, junto con el requisito de que todos los californianos tengan cobertura médica. Y firmó una orden ejecutiva que requiere que las agencias estatales trabajen juntas para negociar los precios de los medicamentos de venta bajo receta.

Newsom reveló sus propuestas en Facebook Live, luego de un discurso inaugural combativo en la mañana, durante el cual se comprometió a enfrentar a una administración “corrupta” en Washington y a guiar a California por un camino progresista.

“Cada persona debe tener acceso a atención médica asequible y de calidad”, dijo Newsom en su discurso inaugural. “Jueces y políticos que están lejos pueden intentar hacer retroceder nuestro progreso. Pero nunca dudaremos en nuestra búsqueda de atención médica garantizada para todos los californianos”.

Newsom hizo campaña por un sistema de pagador único, y el lunes dijo que seguía comprometido con esta idea. En una carta dirigida al presidente Donald Trump y a los líderes del Congreso, Newsom pidió al gobierno federal que permita a California y a otros estados crear un programa de un solo pagador.

El representante en el Congreso nacional Ro Khanna (demócrata de California), quien trabaja con Newsom, dijo que el Congreso debe aprobar un proyecto de ley que permita a los estados crear sus propios programas de atención médica, a la vez que siguen recibiendo fondos federales.

Si bien esa solicitud parece una posibilidad remota en el Senado controlado por los republicanos, Khanna dijo que él y otros legisladores demócratas quieren iniciar audiencias en la Cámara de Representantes, que ahora controlan los demócratas, preparándose para cuando haya un demócrata en la Casa Blanca.

“En realidad, estamos mirando a 2021 antes que esto pueda convertirse en ley”, dijo Khanna.

Esta movida de Newsom hacia un pagador único, apenas asumiendo el cargo, refleja un claro cambio con respecto a su predecesor, el gobernador demócrata Jerry Brown, quien había descrito la ambiciosa propuesta, que podría costar aproximadamente $400 mil millones anuales, como financieramente imposible.

El anuncio de Newsom también da un impulso a los defensores de este sistema tanto en California como a nivel nacional.

“Este es un primer paso necesario para armar este programa”, dijo Stephanie Roberson, directora de relaciones gubernamentales de la Asociación de Enfermeras de California, un grupo que ha estado entre los defensores más abiertos del pagador único en el estado. “Esta es definitivamente una promesa de campaña que ha llegado a buen término para nosotros”.

Como candidato, Newsom también había respaldado la expansión de la atención médica a adultos jóvenes que están en el país sin papeles, un plan demócrata que murió en las negociaciones del presupuesto el año pasado cuando Brown se resistió al costo estimado que generaría: $140 millones para el primer año.

Newsom dijo que su presupuesto, que se dio a conocer el jueves 10, reservará fondos estatales para expandir Medi-Cal, la versión de California del programa federal Medicaid para personas de bajos ingresos, a adultos elegibles hasta los 26 años. Eso haría de California el primer estado en proporcionar beneficios completos de Medicaid a adultos indocumentados.

En 2016, California comenzó a ofrecer Medi-Cal a todos los niños hasta los 19 años, independientemente de su estatus migratorio. Desde entonces, más de 250,000 niños se han inscrito.

Los defensores de la inmigración y la atención médica estiman que más de 100,000 adultos jóvenes de entre 19 y 25 años podrían inscribirse en Medi-Cal si la legislatura estatal aprueba la propuesta de Newsom.

“La verdad es que necesitamos que cada adulto tenga cobertura. Esa es la mejor manera de asegurar que las personas prosperen”, dijo Almas Sayeed, del California Immigrant Policy Center. “Pero estamos encantados de que esté tomando esa parte de su campaña, y desde el principio”.

Los inmigrantes indocumentados representan casi el 60% de los aproximadamente 3 millones de residentes de California que no tienen seguro.

Newsom también quiere que California se convierta en el primer estado en ofrecer subsidios a las familias de clase media que luchan por comprar un seguro de salud. Según la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), las personas que ganan más de 400% del nivel federal de pobreza, aproximadamente $48,500 al año para una persona sola o alrededor de $100,000 para una familia de cuatro, no califican para recibir asistencia financiera federal para ayudarles a comprar su propia cobertura de salud. El plan de Newsom proporcionaría subsidios estatales a personas que ganan hasta $72,840 y familias de cuatro que ganan hasta $150,600.

Para pagar esos subsidios, para los cuales el nuevo gobernador no puso precio, Newsom dijo que le pedirá a la legislatura controlada por los demócratas que imponga un requisito de cobertura de salud a los californianos, y una multa para aquellos que no lo cumplan.

La multa para las personas sin seguro médico bajo ACA dejó de estar vigente a partir del 1 de enero, una disposición de la ley fiscal republicana de 2017.

Un mandato estatal para tener seguro puede ser la pieza más controversial de las propuestas de Newsom, dijo Larry Levitt, vicepresidente senior de la Kaiser Family Foundation. “Se plantearían verdaderas preocupaciones acerca de si la cobertura es lo suficientemente asequible como para requerir que las personas la obtengan”, dijo. “La combinación de la expansión de los subsidios para las personas de clase media con el mandato individual puede hacer que el mandato sea más aceptable” (Kaiser Health News, que produce California Healthline, es un programa editorial independiente de la fundación).

En otros movimientos que no requieren aprobación legislativa, Newsom firmó una orden ejecutiva que crea la nueva posición de cirujano general de California, que, dijo, promoverá la atención preventiva y destacará las disparidades de salud en todo el estado.

Sobre la orden que Newsom firmó para que las agencias estatales negocien juntas los precios de los medicamentos recetados, actualmente, las agencias lo hacen de manera individual con las compañías farmacéuticas para las prisiones o para los veteranos de guerra, por ejemplo.

Hay varias formas en que el estado podría consolidar la compra de medicamentos bajo receta, y algunas requerirían la aprobación federal, explicó Erin Trish, directora asociada del USC Schaeffer Center for Health Policy & Economics. Un negociador consolidado podría lograr precios más bajos, pero eso podría requerir limitar el número de medicamentos cubiertos, dijo Trish. “Tienes que estar dispuesto a excluir cobertura de medicamentos para lograr cambiar los precios”, agregó.

Esta y otras propuestas de las que Newsom habló el primer día remarcan que California tiene un gobernador que pretende centrarse en la atención médica, dijeron Trish y otros expertos en políticas.

“Este es un tema que le preocupa, que a California le importa, sobre el que Newsom tiene experiencia y opiniones sólidas”, agregó. “Esta es la administración de Newsom poniendo la estaca en el suelo, diciendo: vamos a ocuparnos de la atención médica”.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, que publica California Healthline, un servicio de la California Health Care Foundation.

Related Topics

California Insurance Medi-Cal Noticias En Español The Health Law