Qué significa la “limpieza profunda” para tener barcos, aviones y casas libres de virus

Un trabajador limpia los asientos en el área de arribos del Aeropuerto Logan en East Boston, Massachusetts, el 13 de marzo. (Joseph Prezioso AFP via Getty Images)

El crucero Diamond Princess. Una iglesia de Georgetown en Washington, D.C. Un restaurante latino en Raleigh, Carolina del Norte. Un hotel en la ciudad de Oklahoma. Dos teatros de Broadway en la ciudad de Nueva York.

Todos anunciaron que se han sometido a una “limpieza profunda” en las últimas semanas al saber que al menos una persona infectada con el nuevo coronavirus había estado en esos lugares.

Son sólo algunos ejemplos de negocios e instalaciones que aseguran haber intensificado los protocolos de limpieza.

Aunque la limpieza para el coronavirus no es muy diferente de la desinfección para otros virus, como la gripe o el resfriado común, las empresas adaptan la limpieza a lo que tiene sentido para ellos.

Funcionarios de salud pública sugieren que tanto las empresas como los hogares pueden seguir recomendaciones simples: aumentar la frecuencia de las limpiezas, utilizar productos desinfectantes que los funcionarios federales dicen que son eficaces, limpiar superficies y objetos que se tocan mucho y tener desinfectante para manos disponible.

Pero no existe un protocolo universal de “limpieza profunda” para erradicar el coronavirus. Eliminarlo de las superficies lisas es más fácil que sacarlo de la tapicería o las alfombras, por ejemplo. Y la clave para frenar la propagación del virus depende de las buenas prácticas de higiene.

“Ningún protocolo de limpieza es perfecto”, dijo Benjamin Lopman, profesor asociado de epidemiología en la Universidad Emory de Atlanta. Pero la combinación de la limpieza con otras iniciativas de salud pública, como el distanciamiento social, “actuará de manera conjunta con la esperanza de reducir la transmisión del coronavirus”, agregó.

La limpieza profunda no es un concepto científico y puede significar algo distinto para una empresa que para un consumidor. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado directrices para instituciones comunitarias que han albergado casos de personas con COVID-19, confirmados o posibles. Los CDC recomiendan desinfectar diariamente las superficies que se tocan con frecuencia.

Pero no todas las formas de control de infecciones son iguales. Los desinfectantes matan los gérmenes sobre una superficie. La limpieza puede eliminar, pero no necesariamente matar, los virus. Los desinfectantes reducen el número de agentes infecciosos a un nivel seguro a través de la limpieza o la desinfección de un área.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha publicado una lista de desinfectantes que funcionan contra los gérmenes más resistentes y se cree que son buenas opciones para combatir el nuevo virus, dijo Karen Hoffmann, ex presidenta de la Asociación de Profesionales en Control de Infecciones y Epidemiología.

“Este virus es muy sensible a los productos de limpieza y desinfección comunes que ya existen, así que esa es una buena noticia”, comentó Hoffmann.

Empresas e instituciones responden cada una a su manera.

Delta Airlines ahora utiliza nebulizadores para rociar desinfectante en las superficies de toda la cabina en los vuelos transpacíficos que llegan a Estados Unidos y los vuelos procedentes de Italia que aterrizan en ciertos aeropuertos estadounidenses, según explica su sitio web. Y se plantea extender el procedimiento a los vuelos transatlánticos que vienen de áreas con casos reportados de COVID-19.

American Airlines comunicó que en los vuelos internacionales está desinfectando objetos como vasos y cubiertos antes del lavado habitual. Y Southwest Airlines publicó en su sitio web que ahora usa un desinfectante de grado hospitalario en todo el avión durante la limpieza nocturna en lugar de utilizarlo sólo en áreas selectas como los baños.

La Carnival Corp, que maneja Carnival Cruise Lines, Holland America Line, Princess Cruises y otras, suspendió los cruceros hasta el 9 de abril.  La compañía dijo que ha intensificado los esfuerzos para limpiar los barcos, incluyendo el aumento de la temperatura a la que se lava la ropa de cama, las servilletas, las toallas y los manteles y el uso de “aplicaciones electrostáticas a través de máquinas especializadas” para las limpiezas profundas que se realizan por la noche.

Las escuelas han cerrado sus puertas a los estudiantes y también prometen limpiar sus instalaciones para prevenir la propagación del COVID-19.

Un vocero de la American Hospital Association dijo que, si bien la limpieza frecuente es la norma, los hospitales están prestando especial atención a “las superficies de alto contacto, como los teléfonos de las habitaciones, los aparatos de comunicación con las enfermeras, los interruptores y cables de la luz, los picaportes de puertas y cajones, las barandillas de las camas, las bandejas y los accesorios del baño”.

Sound Transit, que gestiona un servicio de transporte público regional en el área metropolitana de Seattle-Tacoma, Washington, ha aumentado el número de veces que limpia sus vehículos, expresó un vocero.

Bay Area Rapid Transit (BART), la compañía de trenes y autobuses en el área de la bahía de San Francisco, está instalando dispensadores de desinfectante de manos en cada una de sus 48 estaciones, señaló el gerente general en una reciente reunión del consejo de administración. Aunque seis condados del Area de la Bahía han implementado una orden de “quedarse en casa” para las próximas tres semanas, BART informó que planea continuar el servicio regular mientras aumenta la desinfección de los trenes y permite a los pasajeros mantener el distanciamiento social en andenes y vagones.

La WMATA, la autoridad de transporte público que presta servicios en el área de Washington, DC, ha intensificado la limpieza y reducido el servicio de trenes como parte de su respuesta a la pandemia.

Incluso Lime, una empresa de alquiler de patinetas eléctricas, envió un correo electrónico a sus clientes sugiriéndole que desinfectaran los manubrios antes de montarlos. La compañía también comunicó en su sitio web que están desinfectando las patinetas con más frecuencia.

Es posible que la limpieza deba concentrarse en superficies específicas, apuntó Lopman.

El coronavirus parece vivir en las superficies durante horas y tal vez hasta días, según se explica en el sitio web de los CDC. Pero la agencia dijo que no ha documentado ningún caso de COVID-19 de una persona que haya tocado un área contaminada. El virus parece propagarse con mayor frecuencia de persona a persona a través de las gotitas producidas cuando alguien tose o estornuda.

Los consumidores deben leer las instrucciones de los productos de limpieza donde se indica el tiempo que deben estar en contacto con los gérmenes para funcionar eficazmente.

Si los productos de limpieza tradicionales escasean, hay otras maneras de prevenir la propagación de los gérmenes, señaló Hoffmann. El peróxido de hidrógeno puede usarse para limpiar superficies. El jabón y el agua, restregando con ganas, o una lavadora también pueden eliminar los gérmenes, añadió.

Las cosas también se pueden sacar al exterior y ponerlas al sol.

“A los virus no les gusta la luz ultravioleta”, comentó. “No les gusta el sol”.

Related Topics

Cost and Quality Health Industry Noticias En Español Public Health