Tarea del día: deletrear y ponerse los anteojos
Share This Story:

Tarea del día: deletrear y ponerse los anteojos

En el Valle Central de California, los niños de bajos ingresos tienen acceso limitado a la atención de la vista. Los distritos escolares se están asociando con organizaciones sin fines de lucro para zanjar esa brecha. Heidi de Marco/KHN

DELANO, California. – Daisy León intenta quedarse quieta y leer las letras en la tabla optométrica. Sus respuestas son algo confusas.

“¿Ves estas letras?”, le pregunta el optometrista Jolly Mamauag-Camat. “Umm, sí”, dice Daisy, con una voz inaudible.

La niña de 6 años tuvo su primer examen de vista hace pocos días. Aunque no se había quejado de dolores de cabeza o visión borrosa, su abuela notó que se acercaba mucho a la pantalla cuando miraba la televisión.

Después de los intentos fallidos de Daisy por leer la tabla optométrica, Mamauag-Camat examinó los ojos de la niña a través de un aparato y le recetó anteojos.

Al menos el 20% de los niños en edad escolar en los Estados Unidos tienen problemas de visión. Pero según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), menos del 15% tiene un examen de la vista antes de empezar el jardín de infantes.

Debido a que los problemas de visión tienden a empeorar cuanto más tiempo pasan desapercibidos, muchos niños sufren, a pesar que en general existen soluciones simples y relativamente económicas, como anteojos de aumento.

La mitad de los estados y el Distrito de Columbia requieren exámenes para niños en edad preescolar, según el National Center for Children’s Vision & Eye Health. Pero California no tiene ese requisito, dijo Xuejuan Jiang, profesor asistente de investigación en oftalmología en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California. El estado los requiere para niños más grandes.

“El sistema en California no es tan bueno como debiera”, dijo Jiang.

En gran parte del Valle Central de California, donde aproximadamente 1 de cada 5 personas vive en situación de pobreza, dos distritos escolares están trabajando con dos organizaciones sin fines de lucro, el Centro Avanzado para el Cuidado de la Vista y OneSight, para brindar atención visual a los niños desatendidos y sin seguro del condado de Kern.

Muchos de los más necesitados son hijos de trabajadores agrícolas.

“Somos una comunidad que depende de la agricultura”, dijo Linda Hinojosa, coordinadora de servicios de salud para el Distrito Escolar Unido de Delano. “La mayoría de nuestras familias cosechan uvas 12 horas al día, con un tiempo muy limitado para llevar a sus hijos a un examen de la vista”.

El programa, financiado por las organizaciones sin fines de lucro y los distritos escolares, opera cinco clínicas escolares en Bakersfield y Delano. Los estudiantes reciben exámenes completos de la vista y anteojos, junto con transporte gratuito. Y desayuno.

La mayoría de los niños que visitan las clínicas tienen cobertura a través de Medi-Cal, el programa de Medicaid en California para personas de bajos ingresos. Alexander Zahn, director de desarrollo comercial del Centro Avanzado para el Cuidado de la Vista dijo que no hay costos de bolsillo para los exámenes visuales y los anteojos, ni para los niños que no tienen seguro.

Casi la mitad de los estudiantes a los que se examina necesitan anteojos.

“La necesidad era muy evidente en el Valle Central”, dijo Zahn. “Sesenta dólares para un examen de la vista y $80 para anteojos podrían ser la diferencia entre cenar un par de días a la semana”.

Daisy se encontraba entre los 12 estudiantes que fueron en autobús al Centro de Visión del Distrito Escolar Unido de Delano, adyacente a la Escuela Pioneer, una primaria con aproximadamente 1,000 estudiantes. Casi todos los estudiantes de Pioneer son hispanos y alrededor de tres cuartos califican para almuerzos gratis.

Estudiantes de todas las escuelas primarias visitan la clínica. Desde su apertura en 2018, la clínica ha realizado 961 exámenes de la vista y recetado 517 pares de anteojos.

Para Daisy, cuyos padres son trabajadores agrícolas, la clínica ha sido de gran ayuda.

“Se pasan el día podando en los campos”, dijo Guadalupe León, la abuela de Daisy. “No pueden darse el lujo de tomarse días libres”.

El Centro de Visión del Distrito Escolar Unido de Delano está financiado por múltiples fuentes: OneSight, una organización sin fines de lucro dedicada a aumentar el acceso a la atención visual en comunidades desatendidas en todo el mundo, donó el equipo oftalmológico y proporcionó fondos para el primer año de operaciones. El Centro Avanzado para el Cuidado de la Vista proporciona personal y suministros. Y el distrito escolar proporciona las instalaciones, el mobiliario y el transporte.

Doce estudiantes de Nueva Vista Language Academy y Fremont Elementary School llegan en autobús para sus exámenes de la vista y seguimientos. Linda Hinojosa, enfermera registrada con 20 años de experiencia, dice que la falta de transporte es una barrera importante para el cuidado de la vista. "Los padres muchas veces no tienen un auto, o puede ser que la familia tenga un solo vehículo", dijo.

A los estudiantes se les ofrece desayuno antes de sus citas con el optometrista Jolly Mamauag-Camat. Alrededor de tres cuartas partes de los estudiantes en el distrito son elegibles para comidas gratis o a precio reducido.

Daisy León, estudiante de kindergarten en Nueva Vista Language Academy, realiza un examen para verificar si tiene daltonismo. Antes de comenzar, el óptico le preguntó a Daisy si entendía inglés. Debido a la gran población de habla hispana de la región, los miembros del personal de la clínica a menudo actúan como intérpretes.

Daisy examina un auto refractor como parte de su examen de la vista.

Daisy y Jonathon Castro miran una película mientras esperan que sus pupilas se dilaten. Este es el primer examen de la vista para ambos.

Daisy se sienta de rodillas para ver a través de un foróptero, un dispositivo que ayuda a determinar la graduación que necesitan los anteojos. Mamauag-Camat dice que los niños a menudo no pueden saber si tienen problemas de visión porque no se dan cuenta que están viendo mal. "No saben la diferencia entre lo que está claro y lo que no".

Alrededor del 45% de la población del condado de Kern tiene Medi-Cal. Medi-Cal cubre la atención de la vista, incluido un examen y anteojos cada dos años, pero en comunidades como Delano, el acceso es un problema. "Vivimos en un área con una gran escasez de proveedores, particularmente proveedores de atención especializada como optometristas y oftalmólogos", dijo Alexander Zahn, del Centro Avanzado para el Cuidado de la Vista.

Daisy elige anteojos después de su examen, un par rosa que había estado admirando toda la mañana. "Tenemos que ir a donde están los estudiantes", dice Hinojosa. "La visión es absolutamente vital". (Heidi de Marco/KHN

Related Topics

California Cost and Quality Health Care Costs Health Industry Multimedia Noticias En Español Uninsured