Lo que podría hacer Mike Pence con el Medicaid

Chris Cunningham estaba tan entusiasmada con la expansión del Medicaid que implementó el gobernador de Indiana Mike Pence bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), que aceptó su invitación a un evento celebrando su primer aniversario en enero pasado.

El haber obtenido Medicaid terminó con sus ocho años sin cobertura de salud y pagó por su tratamiento de un problema de tiroides, su enfermedad pulmonar y medicamentos recetados para ayudar con ambos problemas. Ella dejó de trabajar en 2008 para cuidar de su esposo discapacitado.

“Para mí, fue un cambio de juego”, dijo la mujer de Indianápolis.

Ahora, los resultados de las elecciones y los cambios que se avecinan no se alejan de su mente.

El gobernador de Indiana, Mike Pence, fue uno de los 10 gobernadores republicanos que expandió el Medicaid bajo el Obamacare, pero como compañero de fórmula del ahora presidente electo Donald Trump, está pidiendo la derogación y reemplazo de la ley.

Si eso sucede, millones de personas de bajos ingresos en todo el país, que se sumaron a los mercados de salud estatales y federales desde 2014, ahora están en riesgo de perder su seguro. Treinta y un estados, y el Distrito de Columbia, han ampliado el Medicaid, extendiendo la cobertura para alrededor de 12 millones de estadounidenses.

“No veo cómo un ser humano compasivo puede arrancar la atención médica de millones de personas”, dijo Cunningham.

Lo que Pence hizo con el programa del Medicaid de Indiana puede ubicarlo en un punto medio conciliatorio en las batallas políticas que se presentarán en el futuro del Obamacare. Pence pidió la derogación de la ley incluso antes de unirse a Trump, pero también empujó la extensión del Medicaid. Aunque lo hizo en una dirección conservadora, abogando por las exigencias de elegibilidad más estrictas para las personas de bajos ingresos que recibían atención de salud pagada por el gobierno.

Ni Trump ni ninguno de los principales republicanos han explicado cómo será el cambio. Trump sí ha dicho que apoya las donaciones en bloque a los estados para cubrir el Medicaid, como una forma de estabilizar la financiación federal que podría aumentar los costos de los estados y obligarlos a recortar los beneficios o la elegibilidad.

La ley de salud permitió a los estados ofrecer el Medicaid a todos los adultos con ingresos de, o por debajo, del 138% del nivel federal de pobreza, con todos los costos adicionales pagados por el gobierno durante los primeros tres años, de 2014 a 2016.

Pence tomó el dinero federal, pero ganó la aprobación de la administración de Obama para agregar rasgos que diferenciaron a Indiana de otros estados que expandieron el Medicaid. Por ejemplo, los beneficiarios están obligados a pagar dinero — $1 al mes para muchos — a cuentas especiales que, según Pence, les hará más conscientes de los costos asociados con la atención médica.

Healthy Indiana Plan 2.0 empujó los límites tradicionales del Medicaid, por lo que ha capturado la atención de los estados conservadores. El plan exige algo de todos los inscriptos, incluso los que están por debajo del nivel de pobreza. Las personas que no logran mantener sus contribuciones pierden la cobertura dental y de visión, y deben enfrentar los copagos. Los que están por encima del nivel de pobreza pueden perder temporalmente toda cobertura si se atrasan con las contribuciones.

Los que apoyan esta estrategia, entre ellos Pence, han dicho que hace que los beneficiarios del Medicaid compartan la responsabilidad financiera por su cuidado y que a la vez ahorren dinero al estado, al reducir los servicios innecesarios y el uso inapropiado de las salas de emergencia (ER, por sus siglas en inglés).

Pence ha dicho que el programa de Indiana ha reducido el uso de las ER, y que ha llevado al reclutamiento de más médicos para tratar a los beneficiarios. También dijo que tuvo éxito en lograr que la mayoría de los beneficiarios contribuyeran con los pagos mensuales.

“Este es un programa innovador, fiscalmente responsable”, dijo Pence al celebrar el primer aniversario de la expansión al que asistió Cunningham. “Estamos mejorando los resultados, mejorando las vidas y mejorando la fortuna de los Hoosiers (apodo para las personas de Indiana)”.

Cunningham dijo que recuerda bien ese día y la conexión personal que Pence hizo con ella y otros nuevos beneficiarios.

“Me da esperanza el hecho de que el gobernador Pence comenzó la expansión del Medicaid aquí y habló muy bien del programa”, dijo. “Cuando lo conocí ese día, me dio la sensación de que a pesar de que no estaba de acuerdo con el 75% de lo que él representaba, lo percibí como un hombre realmente bueno, [que] realmente quería mejorar la situación de salud para la gente de Indiana”.

Los hospitales de Indiana también esperan que Pence sea un defensor de la preservación de la expansión.

El programa de ampliación del Medicaid en Indiana agregó millones de dólares a la industria hospitalaria del estado proporcionándole más pacientes que pagaban y aumentando los reembolsos del Medicaid.

Brian Tabor, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Hospitales de Indiana, dijo que los resultados electorales le preocupan en cuanto al futuro del Medicaid y el Obamacare. Pero, como Pence tendrá la atención de Trump se podría marcar una diferencia.

Pence “entiende que, con cierta flexibilidad, los estados pueden tener éxito en la expansión de la cobertura y que eso es un buen presagio para los estados como Indiana”, dijo. “Él es un apasionado de la salud y de la seguridad que el Medicaid proporciona a los Hoosiers. Estoy seguro de que tendrá un papel importante en la política de la Casa Blanca y lo usará de una forma tal para preservar lo que tenemos en Indiana”.

Tabor dijo que, si bien las subvenciones en bloque o un tope per cápita para el Medicaid daría a los estados más autonomía en el funcionamiento del programa, le preocupa que esto signifique que habrá recortes en la financiación federal que perjudicarían a los beneficiarios y proveedores.

La expansión del Medicaid en Indiana ha proporcionado fondos vitales a los hospitales, en particular los de las zonas rurales que han luchado para mantenerse abiertos. “Ha sido un salvavidas para muchos proveedores rurales”, dijo.

Susan Jo Thomas, directora ejecutiva de Covering Kids & Families de Indiana, un grupo de defensa del consumidor, parece menos optimista en cuanto al futuro de la expansión del Medicaid y al programa en general, incluso con Pence como vicepresidente.

“Para nosotros es aterrador”, dijo sobre la perspectiva de perder el Obamacare y el Medicaid, convirtiéndose en un programa de subvenciones en bloque. Mientras que los republicanos han propuesto la idea de la concesión en bloque desde la década de los 80, señaló que esta idea ahora podría encontrar un mayor apoyo, porque el Congreso se ha vuelto más conservador y la mayoría de los estados tienen gobernadores conservadores.

Para Cunningham, la expansión del Medicaid en 2015 en Indiana llegó en el momento más adecuado. Ella había estado manejando varios hogares para grupos de discapacitados en 2008, pero tuvo que renunciar a su trabajo para cuidar de su propio esposo inválido.

“Yo estaba en una situación desesperada y he estado muy agradecida por la ayuda”, dijo.

Para ella, al menos, las preocupaciones por no tener seguro desaparecerán el próximo mes de mayo.

Es el momento en el que cumplirá 65 años y se inscribirá en el Medicare.

 

Categories: Medicaid, Noticias En Español, States, The Health Law

Tags: , ,