Skip to content
Líder de justicia ambiental dice que la Proposición 30 ayudaría a limpiar el aire en zonas en riesgo
Donate

Líder de justicia ambiental dice que la Proposición 30 ayudaría a limpiar el aire en zonas en riesgo

Ana González, directora ejecutiva del Center for Community Action and Environmental Justice, frente a su casa en Rialto, California. Construyeron un depósito frente a su antigua casa y ahora hay una propuesta para un desarrollo detrás de su nuevo hogar. Su hijo, como muchos otros en la región, ha desarrollado asma debido a la contaminación del aire. (Heidi de Marco / KHN)

RIALTO, California — Ana González creció viendo cómo Inland Empire se transformaba de plantaciones de cítricos y viñedos en almacenes y centros de distribución minorista. La próspera región al este de Los Ángeles ahora tiene 4,65 millones de habitantes, y 1,000 millones de pies cuadrados de espacio de depósitos.

En 2015, se construyó uno de esos depósitos justo frente a su antigua casa, bloqueándole la vista de su vecindario suburbano. Poco después, su hijo luchó contra la bronquitis y la neumonía.

“Se puso tan mal que terminé llevándolo a la sala de emergencias tres o cuatro veces al año”, dijo. Ahora tiene 16 años y desarrolló asma por culpa de la contaminación del aire, como tantos otros en la región.

González, de 35 años, comenzó a preocuparse de que las políticas estatales pasaran por alto a los residentes predominantemente hispanos y de bajos ingresos de su comunidad. Por eso, ha pasado de ser una madre preocupada a una defensora del medio ambiente.

Sus años como educadora especializada en educación bilingüe y especial, y su experiencia de haber estado sin techo por un tiempo, alimentan su pasión por defender a las comunidades marginadas. Hoy, es directora ejecutiva del Center for Community Action and Environmental Justice, que trabaja en temas de calidad del aire y justicia ambiental en nombre de la región.

González y su organización respaldaron la Proposición 30 en la boleta electoral de noviembre. Financiada principalmente por la empresa de transporte Lyft, impondría un impuesto adicional del 1,75% sobre lo que los californianos ganan más de $2 millones al año para financiar la compra de vehículos de cero emisiones, estaciones de carga eléctrica y programas de prevención de incendios forestales.

Si bien la iniciativa proporcionaría subsidios para los consumidores de bajos ingresos, también subsidiaría a las empresas, como Lyft misma y a otras compañías de transporte, ayudándolas a sumar autos limpios a su flotilla. Lyft y otras empresas de transporte tienen el mandato de hacer que al menos el 90% de sus flotas de vehículos sean eléctricas para 2030.

Los avisos de desarrollos como éste en Rialto, California, son comunes. El Inland Empire tiene mil millones de pies cuadrados de espacio de depósitos, y hay planes de tener más.(Heidi de Marco / KHN)

La medida, que alguna vez fue popular, ahora está más librada a la suerte. Una encuesta de septiembre realizada por el Instituto de Políticas Públicas de California encontró que el 55% de los votantes probables la respaldan, frente al 63% de abril. Y ha dividido a ambientalistas y demócratas.

La medida generaría un estimado de $3.5 mil millones a $5 mil millones al año, aumentando con el tiempo, según la Legislative Analyst’s Office, no partidista. De esta cifra, el 45% subsidiaría principalmente vehículos de cero emisiones, y el 35% impulsaría la construcción de estaciones de carga públicas y residenciales, con al menos la mitad de cada categoría dirigida a hogares y comunidades de bajos ingresos. El 20% restante financiaría la supresión y prevención de incendios forestales.

El partido demócrata estatal y la American Lung Association respaldaron la Propuesta 30, calificándola como una medida innovadora que ampliará el acceso a los cargadores de vehículos eléctricos para todos los californianos, independientemente de dónde vivan o trabajen.

Pero entre los opositores están la California Teacher’s Association y al gobernador demócrata Gavin Newsom, quien recientemente llamó a la medida “un caballo de Troya que pone el bienestar corporativo por encima del bienestar fiscal de todo nuestro estado”.

California es líder en impulsar, y pagar, por energía limpia, pero el estado ha sido criticado por no distribuir los subsidios para vehículos limpios de California de manera equitativa.

Por ejemplo, un estudio de 2020 encontró que las comunidades más ricas del condado de Los Ángeles tenían más vehículos eléctricos e híbridos recargables que las comunidades desfavorecidas. Y el asambleísta estatal Jim Cooper, un demócrata de raza negra de Elk Grove que se convertirá en el alguacil del condado de Sacramento el próximo año, dijo que el impulso del estado por los vehículos eléctricos alimenta el “racismo ambiental”.

González apunta a estudios, como un informe de Earthjustice, que muestran cómo las personas que viven cerca de los depósitos tienen más probabilidades de tener bajos ingresos y un mayor riesgo de asma debido a la contaminación del aire generada por los camiones diesel.

La reportera de KHN, Heidi de Marco, se reunió con González en su nuevo hogar, detrás del cual hay una propuesta para un nuevo desarrollo, para discutir por qué ella y su organización respaldaron la Proposición 30. González dijo que Lyft no le ha pagado. La entrevista ha sido editada por su extensión y claridad.

Ana González y el Center for Community Action and Environmental Justice respaldan la Proposición 30, que impondría nuevos impuestos a los californianos ricos para ayudar a las comunidades de bajos ingresos a comprar vehículos de cero emisiones e instalar estaciones de carga eléctrica.(Heidi de Marco / KHN)

¿Por qué la Proposición 30 es importante para su comunidad?

Nuestras familias se están muriendo y nadie está haciendo nada al respecto. Estamos viendo todas las enfermedades relacionadas con la contaminación, como el asma, la neumonía, el cáncer de pulmón, la EPOC [enfermedad pulmonar obstructiva crónica] e incluso la diabetes.

Simplemente decidimos apoyarlo porque sentimos, como equipo, que era lo correcto por lo impactados que estamos por la contaminación de automóviles y camiones. Hay capas sobre capas de contaminación.

Junto con la afluencia de almacenes que traen toneladas de camiones y sus emisiones de escape de diesel, el Inland Empire es único en lo que respecta a la contaminación. Tenemos todas las industrias contaminantes que se te ocurran, desde las estaciones de ferrocarril que producen más emisiones de diesel, desde los trenes hasta las plantas de gas, que emiten mucha contaminación. Tenemos vertederos tóxicos, aeropuertos y todo el tráfico de las intersecciones de las autopistas 10, 60, 215 y 15.

La Proposición 30 está financiada por Lyft, y Newsom se opone, calificándola de “esquema cínico” de la compañía para obtener más autos limpios para su flota. Lyft ha sido criticado por grupos laborales por reducir compensaciones con trabajos temporales en lugar de pagar salarios y beneficios justos. ¿Por qué estás del lado de Lyft?

Yo lo veo de dos formas. Una, sí, debemos responsabilizar a Lyft por la forma en que tratan a sus conductores y asegurarse de que les paguen salarios justos. Creo que Lyft debería actuar mejor. Pero de la forma en que lo veo, el hecho de que estén haciendo la transición a vehículos de energía limpia es donde tengo que apoyarlos.

Incluso responsables de desarrollos en nuestras comunidades tienen el dinero para hacer la transición de sus camiones diesel a energía limpia, pero no están invirtiendo en eso. Tenemos una crisis de cambio climático, y no necesariamente los veo como el enemigo. Los veo como personas que intentan ser parte de la solución y hacen la transición a energía limpia.

¿La iniciativa hará una diferencia cuando gran parte de la contaminación del Inland Empire proviene de Los Ángeles y la industria de los depósitos?

Hará que los vehículos eléctricos y los vehículos de energía limpia sean más asequibles. Y crearía esos incentivos que nuestra comunidad de bajos ingresos necesita, especialmente nuestros propietarios de pequeñas empresas, como nuestros camioneros autónomos que no pueden permitirse la transición a un vehículo o camión de energía limpia. Este programa les daría los subsidios que necesitan para que puedan hacer la transición.

Esta propuesta también dará dinero para expandir la infraestructura de vehículos limpios que necesitamos. Porque aquí les estamos diciendo a todos que cambien a vehículos de energía limpia, pero no tenemos la infraestructura. ¿Dónde van a cargar sus autos cuando van a trabajar? ¿O cuando van a la escuela? ¿O incluso en sus propios hogares?

Entonces, esta campaña nos pondría en la dirección correcta porque no veo ningún otro esfuerzo que se esté haciendo, incluyendo al estado. Siento que a veces el gobernador es un poco hipócrita porque aquí está tratando de ser un campeón del cambio climático, pero no muestra un plan real de transición en comparación con esta propuesta, donde al menos tienen un plan para abordar esa transición.

El gobierno estatal y el federal ya han invertido miles de millones en programas de autos limpios. ¿Por qué es necesaria la Proposición 30?

Pasará un tiempo antes de que el dinero llegue a las agencias encargadas. Otra cosa en la que veo que el gobierno falla es que siempre dejan de lado a las comunidades más afectadas, marginadas y privadas de derechos, como Inland Empire. Nos han supervisado durante mucho tiempo, y cada vez que el gobierno crea estos programas, toda esta inversión e infraestructura, las agencias locales a veces no lo saben, o no hacen el trabajo para solicitar el dinero.

Y lo que hace este programa a través de la Proposición 30 es gravar a los ricos, a las personas que ganan más de $2 millones. Siempre damos exenciones fiscales a los ricos y ya es hora de que los ricos paguen su justa parte.

Esta historia fue producida por KHN, que publica California Healthline, un servicio editorialmente independiente de la California Health Care Foundation.