Cómo deberían prepararse los pasajeros por si se enferman o lesionan en altamar

En el Oasis of the Seas, un crucero de Royal Caribbean, 561 pasajeros fueron víctimas de un brote de norovirus, una grave y altamente contagiosa enfermedad estomacal. (Paul Hennessy/NurPhoto via Getty Images)

El gigantesco Oasis of the Seas de Royal Caribbean tiene cuatro piscinas al aire libre y un tobogán de 82 pies, y causó un gran revuelo poco después de su renovación en 2014, cuando agregó la primera boutique Tiffany & Co en el mar.

Pero en enero de 2019, el crucero, que se autodefine como uno de los más grandes del mundo, estuvo en los titulares por noticias menos felices: cientos de pasajeros se enfermaron por norovirus, una afección gastrointestinal altamente contagiosa.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que 561 pasajeros y 31 miembros de la tripulación fueron tratados en un crucero fuera de Port Canaveral, en Florida. Más que el número total de pasajeros que se enfermaron por norovirus en cada crucero que zarpó en 2018, dijeron los CDC.

Podría haber sido peor. Tan miserable como es el norovirus, los pasajeros a veces enfrentan crisis más graves en el mar. De hecho, la mayoría de los cruceros tienen morgues a bordo, y centros médicos. El año pasado, se informaron 189 muertes en cruceros, según datos de los CDC proporcionados a Kaiser Health News.

Con un récord de 30 millones de personas viajando en cruceros este año, es vital entender la atención disponible.

Antes de pagar un depósito por cualquier crucero, tómate el tiempo para leer más allá del material de marketing de la compañía, para estudiar la calidad de las instalaciones médicas, explicó Ken Carver, presidente de International Cruise Victims, una organización sin fines de lucro que apoya a los pasajeros que sufren lesiones o enfermedades en el mar. La mayoría de las líneas de cruceros no están lo suficientemente preparadas para atender enfermedades o accidentes graves, dijo.

“Tu salud está en riesgo si te enfermas en un crucero”, aseguró Carver.

Los funcionarios de la industria de cruceros están totalmente en desacuerdo.

“La seguridad y la comodidad de nuestros huéspedes y nuestra tripulación es de suma importancia para la industria de cruceros, que incluye instalaciones médicas y personal”, dijo Megan King, vocera de la Cruise Lines International Association.

Existen reglas y regulaciones claras para la atención médica en cruceros. Al menos un profesional médico calificado debe estar disponible a toda hora en cada viaje.

Además, todos los barcos que transportan al menos 250 pasajeros, tienen alojamiento para pasar la noche y se embarcan o desembarcan en los Estados Unidos deben tener un consultorio, una sala de cuidados intensivos y equipos para procesar el trabajo de laboratorio, controlar los signos vitales y administrar medicamentos.

Pero la atención médica para los pasajeros que sufren lesiones o enfermedades graves puede verse comprometida por las limitaciones de estar en el mar sin el beneficio de equipos médicos costosos y médicos especializados, dijo Carver. Los problemas se pueden ampliar aún más porque:

  • Los médicos en los cruceros no suelen ser especialistas. Los cruceros suelen contratar médicos para atender problemas de salud como un norovirus. “Muchos médicos en cruceros ni siquiera están calificados para una sala de emergencias”, dijo Philip Gerson, abogado que durante 49 años ha demandado a las líneas de cruceros por todo: desde lesiones personales hasta muerte por mala praxis. La mayoría de los casos son incidentes de resbalones y caídas que resultan en lesiones ortopédicas, dijo.
  • El horario del centro médico es limitado. Por ejemplo, cuando los cruceros Carnival están en el mar, el horario de atención de la clínica es de 9am a 12pm y de 3pm a 6pm. En los días que el barco está anclado en el puerto, el horario es de 8 am a 10 am y de 4pm a 6 pm, según el sitio web de la compañía.
  • Algunos médicos a bordo no hablan inglés con fluidez. Los médicos extranjeros pueden ser excelentes y las líneas de cruceros requieren que estén certificados bajo los estándares estadounidenses. Pero pocos pasajeros se dan cuenta que algunos médicos a bordo pueden no hablar bien inglés, lo que puede ser importante en situaciones críticas, dijo Gerson.
  • Pocos pasajeros saben cómo funciona su seguro de salud en el mar. Antes de comprar un paquete para un crucero, es fundamental consultar con tu aseguradora para ver si estás cubierto y cómo estás cubierto por problemas médicos en alta mar, recomendó Brett Rivkind, abogado marítimo con sede en Miami que ha manejado miles de demandas de cruceros durante 35 años. La pregunta que debes hacerte es: si me enfermo o me lesiono en el crucero, ¿cómo estoy cubierto?
  • La mayoría de los pasajeros no compran seguro de viaje. El seguro de viaje puede parecer una pérdida de dinero, lo que puede explicar por qué la mayoría no lo compra, pero el seguro puede ahorrarles a los pasajeros muy enfermos cientos de miles de dólares, dijo Rivkind. Contó que tuvo un cliente jaqueado por una factura de ambulancia aérea de $500,000. El Plan de Protección de Vacaciones en Crucero de Carnival reembolsa hasta $10,000 por ciertos costos médicos y hasta $30,000 por evacuación médica de emergencia, dice la compañía en su sitio. Las pólizas de Carnival van desde $49 por persona para los cruceros menos costosos hasta $189 por persona para viajes más caros. Pero Rivkind dijo que en general es mejor comprar un seguro de una compañía independiente que directamente de la línea de cruceros.
  • Los pasajeros lesionados deben actuar como sus propios investigadores. Si te resbalas, te caes y te rompes un brazo o una pierna en un crucero, es fundamental actuar rápidamente por tus propios intereses, sugirió Gerson. Toma fotos de dónde te caíste (o pídele a otra persona que lo haga si no puedes). Consigue un video de la escena, si es posible. Y, si recibes atención médica a bordo, asegúrate de solicitar una copia de tus registros médicos. Todo esto debe enviarse por correo electrónico a tu abogado, dijo.

Algunas compañías de cruceros intentan recopilar información de los pasajeros por razones legales. Si una línea de cruceros tiene un formulario de lesiones para pasajeros que específicamente pregunta qué pudo haber hecho el pasajero para evitar el accidente, “deja esa parte del formulario en blanco”, dijo Gerson. Esta es la forma en que la compañía trata de echarte la culpa por el accidente o lesión.

Que te trasladen fuera del barco para atención médica no siempre es algo bueno. Cuando un pasajero tiene un problema médico grave, el crucero a menudo deja al paciente en el próximo puerto en busca de ayuda, dijo Gerson. Si el próximo puerto es Nueva Jersey, eso podría estar bien, pero si es un lugar en el extranjero, tal vez no, dijo. Podrías considerar negarte a bajar del barco si desconfías de la atención médica en un puerto, sugirió.

Ver a un médico, particularmente después de horas, puede ser difícil. “A veces tienes que tener un miembro de la familia muy persistente”, dijo Rivkind. “Debes estar preparado para ser muy persistente y hacer lo que tienes que hacer para llamar la atención de alguien”.

Después de la situación con el contagio por norovirus en el crucero Oasis of the Seas en enero, Royal Caribbean ofreció reembolsos completos a los más de 5,400 pasajeros, aunque menos del 9% se enfermó. Pero los reembolsos no pagarán facturas médicas inesperadamente enormes en el mar.

“Las líneas de cruceros protegen a las líneas de cruceros”, dijo Carver. “Si algo malo sucede en altamar, tienes que protegerte a ti mismo”.

Related Topics

Aging Cost and Quality Insurance Noticias En Español Public Health