Con el coronavirus al acecho, grandes conferencias se debaten entre cancelar o no

Fans pasean en Emerald City Con, en el Washington State Convention Center, en Seattle, el 1 de marzo de 2018. (Foto de Suzi Pratt/Getty Images)

[Actualización a las 4:45 pm ET: Los organizadores de Emerald City Comic Con anunciaron el viernes que el evento se posponía hasta, al menos, el verano.]

Casi 100,000 fans de la cultura pop acudieron al Emerald City Comic Con en Seattle el año pasado, muchos vestidos como superhéroes, extraterrestres y robots. Pero algo más aterrador que un villano de cómic está causando estragos en la conferencia este año: la propagación del coronavirus.

Diez personas han muerto a causa del coronavirus en el condado de King, Washington, donde se encuentra Seattle, según el Departamento de Salud del estado. Al menos 70 personas han dado positivo a nivel estatal.

El doctor Scott Gottlieb, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), criticó la decisión de seguir adelante con el evento que comenzará el 12 de marzo.

“La Comic Con reunirá a 100,000 personas en Seattle en una semana”, posteó Gottlieb el jueves 5 de marzo en Twitter. “En la zona del único brote conocido y potencialmente más grande de los Estados Unidos”.

Los modelos matemáticos de enfermedades sugieren que el coronavirus “podría extenderse en el área de Seattle”, tuiteó Gottlieb. “Con cientos o quizás miles de casos no detectados”.

El área de Seattle está “en la cúspide de una intensa propagación comunitaria”, dijo el doctor Amesh Adalja, del Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins.

Un evento del tamaño de Comic Con “podría crear una oleada de casos”, expresó Adalja. “Estas son decisiones difíciles de tomar, y no hay una respuesta única para todos”.

Aunque los virus pueden propagarse en reuniones al aire libre llenas de gente, explicó Adalja, tienden a infectar a más personas en eventos bajo techo como Comic Con, en el centro de convenciones de Seattle.

Los organizadores del evento han ofrecido reembolsos a quien tenga miedo de asistir. Las entradas para el evento de cuatro días cuestan hasta $52 diarios, y los paquetes “premium” ya agotados se vendieron por $349.

Reedpop, la compañía que organiza la convención, dijo que intensificará “las pautas, precauciones y procedimientos de limpieza”. En su sitio web, los organizadores reconocieron que su decisión es controversial: “no todos estarán de acuerdo con nuestra decisión; pero pensamos que esta comunidad valora el reunirse y relacionarse, incluso en tiempos difíciles”.

Al menos dos grandes editoriales que habían planeado asistir a la convención —DC, que incluye DC Comics, y Dark Horse Comics— anunciaron que estarán ausentes.

“Es con la seguridad y el bienestar de nuestro personal y creadores en mente que hemos tomado esta decisión”, tuiteó Dark Horse Comics el lunes 2.

Seattle tiene autoridad legal para cancelar convenciones durante una emergencia de salud pública, dijo el doctor Lawrence Gostin, director del Instituto O’Neill para la Ley de Salud Nacional y Global de la Universidad de Georgetown.

Pero cancelar grandes conferencias tiene “grandes implicaciones económicas”, apuntó el doctor William Schaffner, profesor del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Las reuniones y conferencias generan $330 mil millones al año en los Estados Unidos, de acuerdo con Meetings and Conventions, un sitio web para planificadores de eventos.

“No creo que sea necesario cancelar eventos en ciudades de bajo riesgo, pero en una ciudad que está atravesando un brote activo, es irresponsable”, enfatizó Gostin. “El negocio no debe estar por encima de la salud y el bienestar”.

Otros grupos están adoptando un enfoque más cauteloso.

Algunas de las principales compañías tecnológicas del país —Adobe, IBM, Google y Facebook— han cancelado las próximas conferencias. Otros han restringido los viajes “no esenciales”, incluyendo Amazon, JPMorgan Chase y The Washington Post. Empresas como Twitter y Square, la compañía de pagos electrónicos con sede en San Francisco, están animando al personal a trabajar desde casa.

Una empresa de salud anunció el jueves 5 que cancelaría su conferencia en Orlando la semana que viene, aunque el presidente Donald Trump iba a ser uno de los oradores. La Healthcare Information and Management Systems Society, conocida como HIMSS, iba a comenzar el domingo 8 en Orlando. La conferencia atrajo a 42,500 personas el año pasado. Entre los funcionarios del gobierno que iban a participar están Alex Azar, secretario de Salud y Servicios Humanos, y Seema Verma, administradora de los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid.

Varios gigantes corporativos, como Amazon, Intel y Cisco, ya habían anunciado que no asistirían a la conferencia.

“Reconocemos el enorme esfuerzo que muchos han puesto en la preparación de sus presentaciones y paneles”, declaró Hal Wolf, presidente y CEO de HIMSS. “Pero sería un riesgo inaceptable reunir a tantos miles de personas en Orlando la próxima semana”.

Al menos 230 personas han sido diagnosticadas con el coronavirus en los Estados Unidos, según investigadores de la Universidad Johns Hopkins. En todo el mundo, se han confirmado infecciones por coronavirus en casi 100,000 personas, con más de 3,300 muertes.

Los funcionarios de salud del estado de Washington están “demostrando un verdadero liderazgo nacional” en su manejo del coronavirus, señaló el doctor Michael Osterholm, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota.

En lugar de centrarse en eventos o reuniones concretas, los funcionarios de salud del estado analizan el panorama general para desarrollar políticas integrales de control del brote, añadió Osterholm, quien ha estado en contacto frecuente con los líderes de salud del estado de Washington.

“Si hay un conjunto de departamentos de salud locales y estatales preparados para manejar esto, son ellos”, concluyó Osterholm.

Related Topics

Global Health Watch Noticias En Español Public Health States